Dream Theater: con la excelencia de costumbre 

Aunque cualquier concierto de Dream Theater ofrece momentos únicos para sus seguidores por el nivel de excelencia de sus músicos, el de anoche tenía un ingrediente especial. Era su retorno a Monterrey sin Mike Portnoy, su baterista fundador.

¿Cómo sonaría la banda? ¿El reemplazo estaría al nivel del original? ¿Mantendría Dream Theater su estatus de banda de excelencia en el metal progresivo?

Las respuestas llegaron al final del concierto de anoche en el Banamex y cerca de tres mil personas podrían coincidir en ellas: sonaron muy bien, Mike Mangini tiene el talento suficiente para reemplazar a cualquier baterista de alto nivel y el grupo sigue siendo una fregonería en directo.

Es cierto, por momentos el grupo se regodea de más con el virtuosismo y sus actuaciones se convierten en despliegues que parecen dirigidos exclusivamente a músicos o a fanáticos del grupo adictos a los torbellinos de notas musicales por minuto.

Pero en tiempos de cóvers y recreaciones del pasado y de música insufrible sonando por la radio, un concierto del quinteto es para disfrutarse y agradecerse.

Previo a la actuación de Dream Theater el guitarrista Andy McKee ofreció 30 minutos espléndidos. El músico ejecutó algunas de sus piezas conocidas y una versión de “Africa”, de Toto, mostrando un nivel con los mismos trazos de virtuosismo del grupo estelar, aunque su actuación le resultase indiferente a un buen número de asistentes.

A las 21:15, desde la consola de audio activaron el delirio de los fanáticos del grupo con “Dream is collapsing”, de Hans Zimmer, como intro. Luego, un poderoso inicio con “Bridges in the sky”, de su reciente A dramatic turn of events.

La banda se veía relajada –con Petrucci y Rudess más sonrientes que de costumbre–, y sonando muy compacta y pesada.

Para los fundamentalistas, la ausencia de Mike Portnoy supone un hueco imposible de llenar, por supuesto. La personalidad del neoyorkino –con sus pros y contras– y su innegable maestría en la batería significaban mucho para el grupo (aunque es de suponerse que, a pesar de lo que hoy se afirma, tarde o temprano regresará a su banquillo).

Sin embargo, la actuación de Mike Mangini anoche resultó más que convincente desde el inicio del concierto.

Mangini posee un estilo menos espectacular (no rellena tanto las canciones, por ejemplo), pero tiene una pegada sobresaliente. Su batería, de entrada, es el sueño húmedo del percusionista: un entramado con más de cuarenta piezas entre bombos, toms y platillos, todos utilizados en algún momento.

Su solo de más de cinco minutos resultó un espectáculo auditivo y visual (su velocidad con las muñecas era hipnótica) y podría ser considerado el mejor despliegue de percusiones del año… si no hubiese venido Carl Palmer con Asia, seis meses antes.

La banda le dio cierta prioridad al nuevo disco y escogieron cinco piezas de él. Omitieron temas de sus dos álbumes previos –nada para lamentar– y lo demás un recorrido por casi toda su discografía; de su debut, por ejemplo, rescataron el sobresaliente “Ytse jam”. El repertorio, por cierto, fue modificado de última hora, según se apreció en los listados que se entregaron a los medios antes del concierto.

Con el cambio quedaron fuera “Silent man”, “Beneath the surface”, “Forsaken” y “Under a glass moon”. Pensando en algún tema nunca tocado en Monterrey, “Forsaken” pudo haber sido apreciado más por los ultra fanáticos, pero “Caught in a web”, su reemplazo, aunque ya se había escuchado aquí, es un tema con un gancho especial en directo.

Lo mismo ocurre con “Pull me under” –sustituta de “Under a glass moon”–, la pieza final, tras dos horas exactas de concierto.

Resulta difícil comparar la presentación de anoche con las cuatro actuaciones previas del grupo: la preferencia por algunas canciones, por ejemplo, hace subjetiva la intención. Baste decir que tocó Dream Theater en Monterrey. Y que están en su nivel.

Repertorio:
- Bridges in the sky
- These walls
- Build me up, break me down
- Endless sacrifice
- Drum solo
- Ytse jam
- Outcry
- Wait for sleep
- Far from heaven
- On the back of angels
- Caught in a web
- Through my words
- Fatal tragedy
- Breaking all illusions
- Pull me under

Tags: Reseña  Dream Theater  
Están en su nivel
TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:LO MÁS VISTO: